cronica erratica
 
PORTADA NOTICIAS REPORTAJES ESPECIALES VIDEOS VIAJERO ERRÁTICO
 
 

ESPECIAL
ESMA, el símbolo de la infamia
(4)

El teniente de navío Antonio Pernías, uno de los líderes del grupo represor, era conocido entre los presos por su papel de torturador. Frecuentemente entraba en la sala de interrogatorios dando una patada en la puerta para amedrentar. También se le veía salir de ella con el uniforme desarreglado, sudoroso y con la mirada de un loco. Todo lo contrario que Acosta, que se tomaba tranquilamente un whisky durante las sesiones. Según Pernías, utilizaban “métodos de persuasión” para arrancar la información a los detenidos. Cuando les hacían ver a los secuestrados, según la versión que dio durante el juicio desde el banquillo de los acusados, que lo que les habían dicho en las organizaciones en las que militaban de que iban a ser sometidos a crueles tormentos era mentira, colaboraban y contaban lo que sabían.

Es cierto que a los recién capturados a veces les mostraban a compañeros conocidos para que vieran que estaban vivos. Eran conscientes de que si los presos tenían alguna esperanza de salir vivos era más posible que hablaran.

"¿Vos creés que acá matamos a todos?"

El 10 de marzo de 1977, Ricardo Coquet, de 21 años y miembro de las Juventudes Universitarias Peronistas (JUP), fue secuestrado en la calle. Como intentó resistirse, le rompieron un diente a puñetazos. Sacó un pastilla de cianuro del pantalón trasero de su pantalón, se la mostró a los militares y se puso masticarla. Esta práctica era utilizada sobre todo por los miembros de la organización guerrillera Montoneros para evitar ser capturados vivos. La pastilla de cianuro en polvo, como la que tomó Cubas, no era muy eficaz en ese sentido, a diferencia de la de cianuro líquido, con la que el veneno llegaba antes al torrente sanguíneo, lo que la hacía letal. En esta ocasión, a Coquet le inyectaron una antídoto y lograron llevárselo con vida a Acosta. Tras una sesión de picana, “el Tigre” le dijo:

 - ¿Vos creés que acá matamos a todos? Aquí no matamos a nadie. Aquí lo que hacemos es recuperarlos. Te voy a bajar a alguno de los detenidos para demostrártelo.

Sotano del Casino de Oficiales en la actualidad
Aspecto actual del sótano del Casino de Oficiales.
 

Salió de la sala de torturas y regresó con Norma Arrostito. A Acosta, que junto con su crueldad tenía un carácter histriónico, le gustaba utilizar a Arrostito, una de las fundadoras de Montoneros, para sorprender a los otros prisioneros, pues unos meses antes de la llegada de Coquet, en diciembre de 1976, se había informado oficialmente de su muerte en un enfrentamiento con el Ejército. Coquet pudo hablar esa vez con quien creía fallecida. Sin embargo, Acosta mentía. Arrostito no fue “recuperada”. Estuvo poco más de un año presa, pero acabó falleciendo por los tormentos y los malos tratos que recibió y su cuerpo nunca apareció.

A Ana María Testa, secuestrada el 13 de noviembre de 1979, la llevaron en andas (porque apenas podía caminar tras las primeras sesiones de torturas), esposada, encapuchada y con grilletes al comedor del Casino de Oficiales y una vez allí le quitaron la capucha para que viera a otros prisioneros.

- ¿Ves que acá no matamos a nadie? Aquí están todos vivos.

Pero la psicología no era el punto fuerte de los torturadores de la ESMA y pronto se impacientaban cuando el detenido no colaboraba. Un joven de la Prefectura Naval de apodo “Piraña”, cuyo verdadero nombre era Juan Antonio Azic, debió utilizar el “interrogatorio reforzado” con Testa. Como consecuencia de las descargas eléctricas, la presa se hizo sus necesidades encima y “Piraña” le extendió sus heces por la cara.

En contra de lo que quisieron hacer creer durante el juicio los miembros de la Unidad de Tareas, no sólo los militantes de organizaciones armadas eran sometidos a los tormentos. Los términos de “subversivo” o “terrorista” con que calificaban a sus víctimas eran aplicados de un modo bastante amplio. Incluías a sindicalistas, activistas de toda índole, estudiantes y los familiares de todos ellos.

(sigue)
anterior 1     2     3     4   5   6   7   8 siguiente

 

 
 
 
PORTADA NOTICIAS REPORTAJES ESPECIALES VIDEOS VIAJERO ERRÁTICO
Sigue Crónica Errática en Crónica Errática en Facebook Crónica Errática en Twitter  
 
 
Acerca del autor
 
© Crónica errática. Todos los derechos reservados. E-mail de contacto: cronica_erratica@yahoo.com