cronica erratica
 
PORTADA NOTICIAS REPORTAJES ESPECIALES VIDEOS VIAJERO ERRÁTICO
 
 

El EZLN reaparece y marca músculo
con una marcha silenciosa

San Cristóbal de las Casas, 21 de diciembre de 2012. P. Álvarez
El l Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) hizo este viernes una demostración de fuerza y de disciplina con una movilización de miles de sus bases de apoyo en al menos cinco localidades del estado de Chiapas en silencio, sin armas y sin el subcomandante Marcos. Varias decenas de miles de indígenas llegaron casi por sorpresa en la mañana a las ciudades de San Cristóbal de Las Casas, Ocosingo, Las Margaritas, Palenque y Altamirano y, tras marchar por ellas en perfecta formación y en completo silencio y se retiraron sin hacer ningún pronunciamiento.

Zapatistas en una marha en San Cristóbal de las Casas
Miles de zapatistas desfilaron por las calles de San Cristóbal de Las Casas en silencio y sin armas.

Los zapatistas, entre los que había de niños a ancianos y mujeres con bebes de meses, no dijeron de hecho ni una palabra.

Posteriormente, la comandancia del EZLN emitó un breve y poco aclaratorio comunicado."¿Escucharon? Es el sonido de su mundo derrumbándose. Es el del nuestro resurgiendo. El día que fue el día era noche. Y la noche será el día que será el día. ¡Democracia! ¡Libertad! ¡Justicia!", decía el texto firmado por Marcos.

Ver video: La marcha silenciosa de los zapatistas

Aunque algunos periodistas y organizaciones afines al zapatismo tenían conocimientoextraoficialmente desde el día anterior de la movilización, la marcha sorprendió a la mayoría de los vecinos de esas localidades y hasta el momento no ha quedado clara su finalidad.

Algunos consideraron que fue con motivo de que el calendario de los maya, de los que descienden las distintas etnias presentes en Chiapas, marca este día como el del final de una "cuenta larga" de 5.100 años y el comienza de otra, que supone según su cosmovisión una nueva era para la humanidad.

Cabecera de la marcha zapatista en San Cristóbal de La Casas
Los zapatistas encabezaron sus marchas con una bandera de México y otra del EZLN.
 

Otros ven una muestra de músculo ante las asunciones de Enrique Peña Nieto como presidente de México el pasado 1 de diciembre y de Manuel Velasco (del Partido Verde) como gobernador de Chiapas una semana después.

En lo que todos coincidieron es en que la manifestación fue una forma de confirmar su vigencia, un "aquí estamos", después de un largo periodo de silencio.

Se esperaba desde hace días un pronunciamiento del EZLN respecto a los dos nuevos gobiernos, federal y estatal. En vez de eso, la guerrilla decidió plantarse con sus bases de apoyo sin previo aviso en las ciudades de San Cristóbal de las Casas, Ocosingo y Las Margaritas, tres de los escenarios en los que tuvo lugar el levantamiento armado indígena de 1994.

"Me sorprende, no sé para que vienen. El movimiento ha cambiado mucho. Cuando se alzaron fue muy violento, ahora se manifiestan de manera pacífica. Ojalá les den lo que piden porque esta gente es muy exigente y muy persistente", dijo José Humberto Cuello, un vecino de Chiapilla, situado a 50 kilómetros de San Cristóbal de las Casas, que estaba de visita en la ciudad.

Los miembros del EZLN saludan con el puño en alto.
Los miembros del EZLN saludaron con el puño en alto frente a la catedral de San Cristóbal.
 

Junto con Ocosingo, San Cristóbal vivió una de las movilizaciones más importantes, con alrededor de 10.000 participantes, una buena parte de los cuales empezaron a llegar desde la zona de los Altos de Chipas alrededor de las ocho de la mañana en camiones de redila. Encapuchados y sin ningún tipo de armas, cada grupo estaba numerado según su localidad de procedencia.

Tras formarse disciplinadamente en el Periférico Norte y Norte-Poniente, aguardaron pacientemente durante más de una hora bajo la pertinaz lluvia formados en pie y sin hablar hasta que llegó el resto del contingente. Cualquier intento de entablar algún tipo de intercambio de palabras con ellos o de preguntarles por el motivo de su acción era vano.

El subcomandante Marcos no apareció

Finalmente, precedidos con una bandera del EZLN y otra de México, comenzaron a marchar hacia el centro en filas de a cuatro ante las miradas atónitas de los vecinos de la ciudad. Sólo se oía el arrastrar de los pies mientras algunos mantenían en orden con señas y la gran columna caracoleaba en algunos tramos, dibujando formas con su marcha, sin perder la formación.

Una madre porta a su bebé durante la marcha zapatista
Una madre porta a su bebé durante la marcha zapatista.
 

Aunque sus caras estaban tapadas por pasamontañas entre ellos se podía observar todo tipo de personas: los había ancianos y hasta niños de unos 12 años, los había que vestían las ropas características de los tzotziles y los que llevaba botas de vaquero o vestimentas que llevarían los jóvenes de cualquier otra ciudad. Hacían un conjunto pintoresco, complementado con las capelinas de plásticos de colores contra la lluvia.

En esta ocasión no se hizo presente el subcomandante Marcos, quien no se muestra en público desde enero de 2009. Se ha rumoreado en los últimos meses que podría padecer un cáncer de pulmón. Aunque el aludido lo negó mediante un comunicado en marzo 2011, el excomisionado del Gobierno mexicano para el diálogo con ese grupo, Luis Álvarez, volvió a mencionarlo en un libro que publicó en julio pasado.

(sigue)
 
 
 
PORTADA NOTICIAS REPORTAJES ESPECIALES VIDEOS VIAJERO ERRÁTICO
Sigue Crónica Errática en Crónica Errática en facebook Crónica Errática en Twitter  
 
 
Acerca del autor
 
© Crónica errática. Todos los derechos reservados. E-mail de contacto: cronica_erratica@yahoo.com