Crónica Errática
PORTADA NOTICIAS REPORTAJES ESPECIALES VIDEOS VIAJERO ERRÁTICO
 

REPORTAJE
La brecha de la desigualdad amenaza
con volver a expandirse en Perú

Lima. 18 de febrero de 2016. Pablo Pérez Álvarez
Pese a que Perú ha presumido durante años de estar a la cabeza del crecimiento económico de Latinoamérica durante una década en la que la región ha vivido un importante crecimiento de sus ingresos gracias a los altos precios de las materias primas, en cuestiones de equidad está hoy en el mismo nivel que a mediados de los 90. En este país, “el ingreso nacional del 10% (de la población) más rico es 26 veces mayor que el del 10% más pobre”, según la ONG de combate a la pobreza Oxfam, que critica que “en términos de equidad no se ha avanzado nada en 20 años”. Es más, esta organización advierte que la desigualdad va a agravarse y atribuye esto a en buena parte a las últimas reformas tributarias, que redujeron los impuestos directos.

desigualdad en Perú
El 40% de los peruanos, unos 12 millones de personas, sigue siendo vulnerable a la pobreza.

Armando Mendoza, economista e investigador de Oxfam, destaca que Perú redujo la desigualdad entre los años 2003 y 2013. El índice de Gini, que mide la equidad en el reparto de los ingresos en un país, “comenzó a mejorar señalando una mejor distribución de los ingresos, una distribución más justa como resultado del mayor crecimiento económico, los mayores ingresos fiscales, el mayor gasto redistributivo del Estado en gastos sociales, los mayores ingresos de los trabajadores…”, explica.

Sin embargo, en los últimos años se ha estancado, lamenta el investigador, que teme que en el indicador de 2015, que se publicará posiblemente en marzo, “va a mostrar una regresión, sobre todo en un contexto en el que se está estancando el gasto social y hay un estancamiento en los salarios”. Mendoza teme que “mucho que lo poco que avanzamos en términos de reducir la igualdad de ingresos se pierda” en los próximos años debido a la reducción en los ingresos fiscales por la caída de los precios de las materias primas.

pobreza en Perú
El 10% más rico posee 26 veces más que el 26% más pobre.
 

Este estancamiento en la reducción con la desigualdad, añade, coincide con las medidas que impulsó el gobierno el presidente Ollanta Humala en 2014 para reactivar la economía. Además de empobrecer los estándares ambientales para las industrias extractivas y recortar algunos derechos laborales, incluyó una bajada de impuestos. Pero no de los indirectos, aquellos que son iguales para todos, independientemente de sus ingresos, sino de algunos directos, como el impuesto a la renta, “particularmente a las grandes empresas, es decir el impuesto a la renta corporativo”, afirma.

El investigador de Oxfam advierte que estas medidas van a afectar negativamente en los más pobres, ya que al reducirse los ingresos fiscales del Estado, hay menos dinero para dedicar a programas sociales y a reducir la inequidad. Ya hay, agrega, indicios de que va a ser a sí, como unas “declaraciones del ministro de Economía de que este año se reducirán en 50.000 personas los beneficiarios de fondos”, alegando que “esas personas ya salieron de la pobreza”.

A la ONG le preocupa que “en un contexto de desaceleración económica donde hay menos generación de empleo estemos en un esquema de que un programa como Juntos que ha tenido un impacto significativo dentro de la reducción de la pobreza, se comience a considerar más bien en su reducción” sin tener en cuenta las posibilidades que tiene esos beneficiario de volver a caer en la pobreza.

12 millones de peruanos, vulnerables a la pobreza

Oxfam recuerda que hoy en día todavía dos de cada tres peruanos son pobres o altamente vulnerables a la pobreza. Según estimaciones de Naciones Unidas, el 40% de la población, equivalente a unos 12 millones de personas, son vulnerables a la pobreza. “Son personas que si bien no son pobres y han podido acceder a determinados niveles de ingresos, no tienen la capacidad de resistencia frente a impactos negativos como podrían ser una enfermedad familiar o la pérdida del trabajo”, indica Mendoza.

pobreza en Perú
La reducción de la desigualdad se ha estancado en los dos últimos años pese al crecimiento económico.
 

Otro aspecto que influye en el estancamiento de la disminución de la desigualdad y que enturbia las perspectivas de una mejora son los bajos salarios en el país. Pese al crecimiento económico sostenido de los últimos años y al aumento de los precios, contenido pero constante, el salario mínimo se mantiene inalterable en Perú desde junio de 2012 en 750 soles (unos 215 dólares o 190 euros), uno de los más bajos de la región.

“De toda Sudamérica, Perú es el país que lleva más tiempo (más de tres años y medio) sin reajustar el salario mínimo”, critica Mendoza. Salvo Paraguay, que lo mantiene congelado desde febrero de 2014, el resto de países sudamericanos, lo actualizó al alza en el último año y prácticamente todos ellos tienen mecanismos de revisión anual institucionalizados.

En Perú, el presidente Humala prometió durante su campaña electoral subir el salario mínimo. Y lo hizo, pero una sola vez y lo ha mantenido inalterado durante los últimos tres años. El economista de Oxfam argumenta que “el tema del salario mínimo no te resuelve toda la problemática laboral, pero sí es un elemento clave, una especie de faro que te da un criterio para la negociación, una referencia para el mercado laboral”.

muro de la verguenza en Lima
El 'muro de la vergüenza' separa un asentamiento irregular de uno de los barrios más exclusivos de Lima.
 
 
 
 
PORTADA NOTICIAS REPORTAJES ESPECIALES VIDEOS VIAJERO ERRÁTICO
Sigue Crónica Errática en Crónica Errática en facebook Crónica Errática en twitter  
 
 
Acerca del autor
 
© Crónica errática. Todos los derechos reservados. E-mail de contacto: cronica_erratica@yahoo.com